viernes, 6 de abril de 2012

Ángel León, de la Escuela de hostelería de Sevilla a revolucionar la gastronomía desde Aponiente

Hace un año la Escuela de Hostelería de Sevilla rendía homenaje a tres de sus antiguos alumnos galardonados con estrella Michelín. Uno de ellos era Ángel León, quien aseguró guardar gratos recuerdos de su paso por la Escuela, donde acabó de encauzar su vocación gastronómica. 

Una vocación que desde hace cinco años plasma en creaciones únicas en Aponiente, en el Puerto de Santa María, que además de una estrella Michelín, cuenta con dos Soles en la Guía Repsol y un Prix du Chef de L’Avenir 2011, entre otros galardones.




León dejó claro dio claras muestras desde el momento en que abrió Aponiente de su espíritu innovador, y cinco años después mantiene la capacidad de sorprender y fascinar.
Porque como dice León, apodado ‘el chef del Mar’:  “Desde Aponiente, seguimos soñando…” 
Y por ello no paran de buscar y descubrir nuevos sabores y formas de cocinar –y contar- el mar. El gran descubrimiento de esta temporada es el plancton, ingrediente revolucionario que asegura, un año más, emociones en la sala a través de los dos menús que sustituyen a la carta.


DOS MENÚS QUE SUSTITUYEN A LA CARTA. El primero, llamado gran menú cadena trófica atlántica marina 2012, consta de 19 platos através de los cuales el comensal se sumerje en el mar y en la filosofía de Aponiente.
La segunda opción, más ligera, es el menú selección cadena trófica atlántica marina 2012, de 9 propuestas.
Chicharrones de morera.

Así por ejemplo, la carne se sustituye por las ‘carnes marinas’, que imitan los cortes clásicos.
Es el caso del 'homenaje a la cocina marinera de Isla Cristina', unos callos de atún o la 'lisa de coto de Doñana evolucionada hasta parecer un pichón. Sin olvidar otras audacias, como la parrillada de biomasa marina hecha de verduras, la 'matanza marina', o una sopa de arenques que reproduce el movimiento de las olas.

León empezó a hacer historia en el mundo de la gastronomía hace tiempo. Y es solo el principio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario